jueves, 22 de julio de 2010

Derechos humanos, deber de todos Raul Leis PA 21-07-2010

Derechos humanos, deber de todos


Raúl Leis R.
SOCIOLOGO, ESCRITOR Y EDUCADOR


El recién realizado Foro de la Sociedad Civil aprobó entre las resoluciones del evento el crear un espacio, participativo, crítico y de orientación como base permanente, para la conformación de una red nacional de derechos humanos denominado Asamblea Ciudadana. También se pronunció por la constitución de inmediato de una comisión permanente, bajo los parámetros internacionales de derechos humanos, que investigue y denuncie a nivel nacional e internacional sobre los hechos y violaciones acaecidas en la represión en Changuinola y además en el resto del país, para que se establezcan las responsabilidades civiles y penales incluyendo posibles delitos de lesa humanidad. Se suma además la exigencia inmediata de la ley 30 y la ley 14 por atentar contra los derechos humanos fundamentales, y el cese de cualquier acto represivo contra las organizaciones de la sociedad civil e individuos.

El tema de derechos humanos recobra vigencia en Panamá, por la entronización gradual de la criminalización de la protesta o activismo social, expresión que según Wilkipedia es utilizada por algunos investigadores y sectores sociales para referirse a la aplicación de leyes dirigidas a combatir el crimen a modalidades del activismo, de la disidencia y protesta social, con el fin de debilitarla o desorganizarla. Esta criminalización es una estrategia del Estado, aplicado por gobiernos o la fuerza pública, que implicaría la modificación y el uso de las leyes para detener y condenar con altas penas a los llamados activistas o disidentes sociales.

La criminalización de la protesta social en las sociedades modernas tiene su origen en la prohibición de los sindicatos y luego del derecho a huelga en los países europeos, a fines del siglo XVIII y gran parte del siglo XIX, donde en muchos de estos casos la legislación se dirigía en contra de la libertad de asociación en el ámbito laboral (libertad sindical). Algunos casos de resonancia mundial fueron las condenas a muerte en los Estados Unidos de los llamados Mártires de Chicago, y de Sacco y Vanzetti.

Esta criminalización en otros países tiene en sus manifestaciones más extremas la constitución de una forma del terrorismo de Estado, -que esperamos que nunca ocurra en nuestro país- donde los responsables de inducir a la deslegitimación de los activistas y movimientos sociales son políticos, jueces y policías, que llegan hasta implantar otras medidas que —fuera de la ley y gradualmente— consisten en señalar, hostigar, perseguir, encarcelar, y hasta torturar y asesinar a quienes actúan motivados por opciones de vida políticas, comparándolos con delincuentes y/o terroristas.

Es hora de detener esta escalada y entrar en razón, pues de lo contrario las violaciones pueden llevarnos a conflictos y violencias sin fin, en un país que quiere paz y tranquilidad, pero con justicia y equidad. No olvidemos que el respeto de los derechos humanos de la ciudadanía es una obligación del Estado, pues ellos están consagrados en la Constitución y las declaraciones universales. Las leyes 30 y 14, cualquier tipo de represión o persecución injustificadas son abiertamente violatorias de derechos consagrados. La sociedad civil por su parte tiene el deber de convertirse en ciudadanía activa, superando la pasividad, la apatía y la fragmentación, para así defender, y promover proactivamente el derecho a la vida, y el conjunto de los derechos civiles, políticos, sociales, económicos, culturales y ambientales.

(raulleisr@hotmail.com)


6 comentarios
página 1 de 1


1
0
Seamos serios. Las persecuciones de la sociedad civil no solo provienen de actores estatales. A veces para posicionarse, es la misma sociedad civil la que persigue a miembros de la sociedad civil, sobre todo cuando los que persiguen tienen agenda político partidista encubierta, y los perseguidos son activistas independientes y serios. En esos casos tambien tratan de robarse sus ideas,sus logros, desacreditarlos. Hable tambien de ello señor leis.
Francico quevedo  correo privado   21-07-10  [11:15]  


0
1
Por qué tienen que culpar al gobierno de martinelli por lo que pasó en bocas. Por favor investiguen antes de hablar. Todos repiten la misma **** sin saber la verdadera realidad de lo que pasó en bocas son todos unos papagallos!.
Bonita  correo privado   21-07-10  [9:10]  


0
0
Vaya! foro censurado?.
Carlos carlos  correo privado   21-07-10  [9:01]  


2
0
Raúl leis. ¿cuál represión puede ser justificada? hable claro toda represión o persecución es algo que va en contra de los derechos humanos.
Panameño  correo privado   21-07-10  [8:13]  


2
0
Los hechos como en realidad se dieron. Actualmente hay una docena de cadaveres que no se han entregado a sus duedos hasta que pase toda esta algarabia de changuinola. Por favor investiguen los periodistas valerosos.
El faro  correo privado   21-07-10  [7:01]  


1
0
Muy bonito. Y quién cree ud. Que enjuiciará al presidente por todo lo ocurrido, como el mayor responsable de todo, porque fue quien aprobó la ley chorizo y no la va a cambiar, y los anti motines hicieron su parte, siguiendo órdenes superiores, al igual que en la dictadura militar. Ud. Cree que la corte suprema de aquí hará algo al respecto, con la tanda de corruptos pro gobierno que hay allí, y que una corte internacional condenará a los culpables o responsables del atropello en bocas del toro? por favor. Palabras al viento.

http://www.pa-digital.com.pa/periodico/edicion-actual/opinion-interna.php?story_id=943148

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Favor dejar sus comentarios, le agradeceremos su nombre y direccion si fuera posible, aunque no es imprescindible y que sea respetuoso. Muchas Gracias.