lunes, 5 de julio de 2010

Periodista y activista ambiental Paco Gómez retenido en aeropuerto.


COLUMNISTA DE ‘LA PRENSA’ ESTUVO VARADO EN TERMINAL DE TOCUMEN
Periodista fue retenido por Migración en el aeropuerto

Se afirmó que Gómez tiene pendiente un trámite fiscal, pero este lo negó y dijo que se trata de una retaliación política, lo cual fue negado por el gobierno.

REGRESO. Migración le devolvió el pasaporte a Paco Gómez después de la 1:30 p.m., cuando llevaba cerca de cuatro horas retenido en el aeropuerto. LA PRENSA/Ana Rentería


REDACCIÓN DE LA PRENSA
panorama@prensa.com

El periodista Paco Gómez fue retenido ayer, por cuatro horas, por el Servicio Nacional de Migración cuando iba a salir del país con rumbo a Cartagena, Colombia. Se le dijo que tenía un “impedimento de entrada” a Panamá.

El propio Gómez contó que fue retenido a las 9:40 a.m., a bordo del bus que lo llevaría al avión en la pista de despegue del aeropuerto de Tocumen, en un proceso de verificación de pasaportes, según le informaron.

Luego, dijo, le quitaron el pasaporte y le advirtieron que “no podía ni salir ni entrar al país” y que cualquier duda debía aclararla en la oficina de Migración en la terminal aérea, por lo que tuvo que regresar y perdió el vuelo.

Cerca del mediodía vio el oficio de impedimento de entrada al país, suscrito por la directora del Servicio Nacional de Migración, María Cristina González, aunque el documento no detalla el porqué de la medida, dijo.

Después de ver el papel, fechado el 22 de junio, se le informó que sí podía salir de Panamá y que se le devolvería su pasaporte cuando lo hiciera, pero que no podía volver a entrar.

“Es muy extraño, porque yo entré al país hace dos semanas y no tuve ningún problema. No tengo ningún problema legal. Todos mis papeles están en regla. Yo tengo residencia permanente y cédula E-8”, dijo Gómez, quien es español.

Paco Gómez, quien se desempeña como asesor editorial en varios medios latinoamericanos, escribe una columna de opinión semanalmente para La Prensa, cuyo contenido ha sido muy crítico de varias de las decisiones tomadas por la administración Martinelli.

A la 1:30 p.m., Migración le devolvió el pasaporte y lo dejó ir. “Sin ninguna explicación. La responsable de Migración en el aeropuerto ni siquiera quiso atender a los diplomáticos españoles que se presentaron para atender mi caso”, añadió.

A pesar de que a Gómez Nadal no se le explicaron las razones de su retención, cerca del mediodía el vocero de Migración confirmó a este diario que se debió a un tema fiscal. Luego, en una nota enviada cerca de las 4:00 p.m., Migración informó que Gómez fue retenido tras una alerta en el sistema de verificación de pasajeros de entrada y salida del país, alerta según la cual él presenta un impedimento por “asuntos fiscales”.

Frente a esto, Gómez afirmó que tiene todas sus declaraciones de renta al día. “Cuando se me notifique, presentaré los papeles. Pero, mi abogada me explicó que si se tratase de una medida relacionada con el fisco, me habrían impedido salir del país, y no entrar”, apuntó.

En la nota de Migración no se explica en qué condición quedó la alerta de impedimento después de que se le devolviera el pasaporte a Gómez Nadal.

A su juicio, lo que hay detrás de la medida es una retaliación política, por sus columnas en La Prensa y por su activismo ambientalista. “Lo único que ha pasado en las últimas dos semanas como para que ocurra esto, es que he participado en marchas públicas y he escrito en La Prensa”, dijo, al tiempo que anunció que hoy evaluará la situación con su abogada, ya que sufrió daño moral y económico.

Se intentó en varias ocasiones contactar a la directora de Migración, a su teléfono celular, para conocer su versión, pero no contestó.

La vocera del gobierno, Judy Meana, negó que la medida sea una represalia por las columnas de Gómez. “Eso es falso. No hay ninguna represalia porque él escriba bien o mal del gobierno”, aseguró.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Favor dejar sus comentarios, le agradeceremos su nombre y direccion si fuera posible, aunque no es imprescindible y que sea respetuoso. Muchas Gracias.