lunes, 28 de enero de 2013

¿Cumplió el gobierno el Pacto de San Lorenzo 1?

http://www.laestrella.com.pa/online/impreso/2013/01/28/cumplio-el-gobierno-el-pacto-de-san-lorenzo-1.asp

VÍCTIMAS DE LA REPRESIÓN ROMPEN EL SILENCIO

ZELIDETH CORTEZ
zcortez@laestrella.com.pa

Heridos y familiares de los caídos el año pasado hablan sobre el giro que han tomado sus vidas. Ellos piden justicia y reclaman al gobierno apoyo médico


2013-01-28 — 12:00:00 AM —  PANAMÁ. Omaira Silvera, una joven indígena de 32 años, se siente desconcertada, en su interior hay muchos sentimientos encontrados. Por un lado, satisfacción porque realizó la tarea que le encomendaron, y por el otro, frustración e impotencia.

Ella fue la encargada de recoger toda la información sobre los heridos y muertos indígenas que resultaron víctimas de los enfrentamientos, en febrero del año pasado, entre policías y población ngäbe. Además, le ha dado seguimiento a los casos para que el gobierno brinde la asistencia médica a los lesionados y apoyo económico a los familiares de los fallecidos.

Sin embargo, a solo una semana del primer aniversario de la firma del Pacto de San Lorenzo 1 —acuerdo que puso fin a las protestas de los ngäbe buglé por la defensa de los recursos hídricos en la comarca— su evaluación sobre los avances de los acuerdos no es muy alentadora.

‘Como encargada de los afectados de 2012, puedo decir que el gobierno ha tenido poca voluntad para darle apoyo a este pueblo’, enfatizó.

Silvera asegura que en el último informe consta que unos 77 hombres resultaron heridos por perdigones, balas, balines y gases lacrimógenos. De esta cifra —recalca— los casos de Santa Montero, Juan Cerrud, Catalino Bejerano, Leonel Cedeño, Anel Jirón y Santos Bejerano son los que requieren atención médica continua, pero ‘el gobierno no la ha dado’.

Dice que en varias ocasiones personalmente le ha entregado el reporte al ministro Jorge Ricardo Fábrega, quien por parte del gobierno se comprometió a dar la ayuda necesaria, pero ‘hasta la fecha no se ha recibido nada’, lamenta.

¿De qué sirve que manden a una trabajadora social si al final la asistencia médica para los heridos no llega?, cuestiona Omaira al tiempo que agrega: ‘¡Es que no hay respuestas concretas!’.

Dice que el mismo letargo del Ejecutivo se ha visto en el Ministerio Público, donde aún no han concluido las investigaciones por las muertes de Jerónimo Rodríguez Tugrí y Mauricio Méndez. Tampoco las denuncias por presuntas violaciones de mujeres ngäbes en la represión del 5 de febrero del 2012, el ‘Domingo negro’.

Al respecto, La Estrella pudo conocer que el Tribunal Superior de Chiriquí le concedió a la Fiscalía Primera Superior una prórroga para realizar las investigaciones.

En el caso de Mauricio Méndez, fuentes judiciales relataron a este diario que hay resultados de una revisión a la armería policial de Panamá y Chiriquí, ordenada en abril, e informes sobre las órdenes giradas por la institución los días de represión.

La Fiscalía sabe desde mayo del año pasado que son cuatro agentes los que cargaban escopetas en el corregimiento de Las Lomas el día en el que mataron a Mauricio.

LO QUE DICE EL PACTO

Dos días después de la sangrienta represión del 5 de febrero, tras 200 horas de cierres de calles en diferentes puntos del país, el 7 de febrero del año pasado, el ministro Fábrega, en compañía de la cacica de la comarca, Silvia Carrera, miembros de la Coordinadora y el obispo de David, monseñor José Luis Lacunza, firmaron el Pacto de San Lorenzo 1, que en su numeral dos destaca ‘la atención urgente de los afectados e indemnización permanente a los familiares de Jerónimo Rodríguez Tugrí y otros fallecidos en la represión policial. . . ’.

La firma del pacto permitió la instalación de dos mesas técnicas en la sede de la Organización de las Naciones Unidas, en Panamá, ubicada en Ciudad del Saber.

EL ‘LETARGO’ DEL GOBIERNO

Y aunque ya han pasado casi 12 meses de intensas jornadas de diálogo, el sentimiento de insatisfacción de Omaira Silvera es compartido por el presidente de la Coordinadora por la Defensa de los Recursos Naturales en la Comarca, Rogelio Montezuma: ‘el gobierno ha ido tomando esto muy lentamente, no a la velocidad que esperábamos’.

Justamente ese letargo en la ‘atención urgente’ para los heridos y familiares de las víctimas de la represión que menciona Montezuma lo está viviendo en carne propia la madre de Jerónimo Rodríguez Tugrí, el primer caído de la represión policial de aquel domingo 5 de febrero.

En su choza, ubicada en Llano Tugrí —la capital comarcal— Elena Tugrí Tugrí acompañada de su esposo y uno de sus hijos recibió a La Estrella.

—Pronto se cumple un año de la muerte de su hijo Jerónimo. . . ¿Siente que el gobierno ha cumplido con ustedes? —Nueve meses después de la muerte de mi hijo, la casa que me prometieron aún no está terminada, no fue hasta el 17 de diciembre que comenzaron a hacerla.

—Entonces. . . ¿está satisfecha? —No, aquí ha habido mucho problema, tuve que hablar con el ingeniero de la obra porque no me querían hacer una casa, sino un chiquero para pollos.

—Entiendo que también le iban a dar algún tipo de ayuda económica. . .

—Sí, esto también ha llegado tarde, el único cheque me lo dieron el pasado mes, fue por 500 dólares.

—¿Y a cuánto asciende el monto acordado? —Supuestamente me tocarían 375 dólares por mes, pero te digo algo. . . la vida de mi hijo no vale ni una casa. . . ni un real, porque yo lo que más quiero es que se haga justicia.

—¿Siente que no se ha hecho justicia? —¿Y tú has visto que han encarcelado al policía que lo mató. . . ? pero yo sé que hay un Dios muy grande y él se encargará de hacer justicia. . .

‘ME FALTA UNA TERCERA CIRUGÍA’

Aunque nos despedimos de Elena y el paisaje verde que bordea la cordillera indígena, encontramos que esa misma justicia la reclama Leonel Cedeño, un joven de 32 años que resultó herido por impacto de bala durante los disturbios del 2012 en el oriente chiricano contra la ley minera.

Leonel vive con su familia en la comunidad de Alto Caballero. Una bala le lesionó su pierna derecha. Antes de apoyar a sus hermanos ngäbes en las protestas, vivía en la ciudad de Panamá. Estudió un Técnico en Inglés y daba clases de matemáticas en la Universidad de Panamá.

Hoy cuenta con tristeza que su vida es otra. Ya no puede caminar solo, un bastón de metal de color celeste se ha convertido en su inseparable compañero.

‘A veces siento dolor. . . pero qué puedo hacer’, dice con voz entrecortada el joven que asegura que ahora vive en zozobra constante.

En el Hospital Luis ‘Chicho’ Fábrega de Santiago fue sometido a dos cirugías, pero falta otra y no comprende por qué no se la hicieron. —‘Cuando pregunté cuándo sería la tercera cirugía me dijeron que están dando prioridad a los niños y ancianos, no sé si esto va a afectar la movilización de mi pierna en el futuro’, es la duda que a diario retumba en su interior.

Peor aún, Leonel asegura que nunca le dieron un expediente médico, y aunque sus padres también intentaron obtenerlo, nadie en el hospital les supo dar respuesta.

Ante este ensombrecedor panorama, Leonel espera que las autoridades ‘no sean cínicas y cumplan con los acuerdos que pactaron’.


 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Favor dejar sus comentarios, le agradeceremos su nombre y direccion si fuera posible, aunque no es imprescindible y que sea respetuoso. Muchas Gracias.