viernes, 9 de mayo de 2014

Ngäbes denuncian nueva represión policial - La Prensa

                            • NACIONALES

                              Ngäbes denuncian nueva represión policial

                              Según los activistas del M-10-4, ellos no provocaron a los policías ni buscan la violencia, pero defenderán a toda costa su patrimonio natural, el río Tabasará.
                              REDACCIÓN DE LA PRENSA
                              nacionales@prensa.com
                              PELIGRO. Ceferino Jimenez hace una mueca de dolor tras recibir un ...
                              PELIGRO. Ceferino Jiménez hace una mueca de dolor tras recibir un impacto en el rostro. Cortesía.
                              09/05/2014 - Agentes antidisturbios de la Policía Nacional (PN) volvieron a agredir a miembros del Movimiento 10 de Abril (M-10-4), apostados en las márgenes del río Tabasará, donde se construye la hidroeléctrica Barro Blanco, según denunció uno de sus líderes, Ricardo Miranda.
                              Explicó que los policías lanzaron gases lacrimógenos y dispararon perdigones contra los activistas del M-10-4, un grupo indígena que lucha por la defensa de los recursos naturales comarcales.
                              Producto del asalto, Ceferino Jiménez recibió una herida en una mejilla, por la cual sangró profusamente, mientras que mujeres, niños y ancianos debieron huir en desbandada, para no ser afectados por los gases y proyectiles.
                              Según Miranda, el ataque policial, que busca disuadirlos de su lucha, empezó a eso de las 3:00 p.m., de ayer, en la margen del río, donde tienen su campamento, frente al área que ocupan los policías en la otra orilla.
                              “Queremos que se cancele el proyecto y no vamos a desistir, porque comunidades indígenas como Kiad, Quebrada de Caña y El Palmar se verán afectadas por este embalse, y ellas dependen de la tierra y el agua para subsistir”, señaló el dirigente.
                              Frente a estas denuncias, la vocera de la PN, Mara Rivera, rechazó la denuncia de Miranda, y aclaró que los agentes policiales no utilizan perdigones para disuadir a los manifestantes, sino gases lacrimógenos.
                              Añadió que las acciones policiales surgen solo en caso de que los indígenas intenten penetrar en los predios de construcción de la hidroeléctrica o pretendan atentar contra las maquinarias de la empresa contratista.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Favor dejar sus comentarios, le agradeceremos su nombre y direccion si fuera posible, aunque no es imprescindible y que sea respetuoso. Muchas Gracias.