domingo, 19 de marzo de 2017

Primer Celebración sin Petroglifos por Barro Blanco




 




Celebración de los Petroglifos 2016
El año 2017 fue quizás el primer año en que se llevaron a cabo la celebración de los petroglifos sin los petroglifos. También los petroglifos actualmente sumergidos se atribuían al Cacique Tabasará. Pero quizás tengan aún más antigüedad. En este sitio los ngäbes de toda la comarca buscaban sanación, siempre era un lugar de peregrinaje y fue considerada un lugar sagrado para ellos. El problema es que hasta la fecha nunca se había hecho un estudio serio, objetivo y desinteresado de aquellos. Tuvimos conocimiento que en una ocasión durante las jornadas de protestas de las comunidades, entre las instituciones más parcializadas estuvo el ASEP partidarias de la represa, quienes se habían ofrecido para aquello. Entre las soluciones propuestas era de 'cortarlos' y reubicarlos o simplemente de hacerles una 'replica'. Obviamente la comunidad les dijo que no.
 



Lecto Escritura Ngäbe
Este mes también es marcado por el Descubrimiento de la Lecto Escritura Ngäbe y la comunidad fue visitada por periodistas quienes querían llevarse una impresión fidedigna de las celebraciones con el inconveniente que llegaron algunos días antes de tiempo de estas. A los periodistas como ellos no iban a ver la celebración les programamos una apretada agenda. Había llegado un periodista norteamericano quien escribía en prestigiosas revistas en EEUU acompañado por su hija universitaria. Habían llegado para presenciar con sus propios ojos la devastación ecológica y humana que había realizado el infame proyecto Barro Blanco. También habían llegado  para ver aunque fuera el comienzo de las celebraciones de los petroglifos, ahora sin petroglifos y el descubrimiento de la lecto escritura ngäbe  en esta comunidad ngäbe  llamada por esto Comunidad Cultural de Kiad en la Comarca Ngäbe  Bugle.



Clementina Perez y seguidores
El primer día los fuimos a buscar hasta Santiago para que ellos no se perdieran por el camino y pudieran ver la infame represa Barro Blanco de frente y también que llegaran a visitar el campamento de resistencia del M-22 en las puertas del proyecto  a quienes constantemente les amenazaban con desalojarlos. Allí entrevistaron a su líder espiritual de la religión Mama Tatda Clementina Pérez, su esposo Bernardo Bejarano y demás miembros de la comunidad quienes hacían resistencia mediante sus cantos y rezos a diario y a toda hora en contra del infame proyecto. Luego pasamos esa noche en Kiad para ver sus áreas más afectadas donde Manolo Miranda hijo o Tido nos esperaban en bote en el otro extremo del embalse.

Manolo Miranda padre con su nieta




El segundo día los pasaron entrevistando toda la comunidad incluyendo a Manolo Miranda padre prácticamente patriarca de esta comunidad. Nos relató cómo fueron sus vicisitudes en su peregrinaje espiritual de la religión Mama Tatda desde 1962. Su experiencia con la profetisa Besiko de nombre de pila Delia Atencio Bejarano. Entre las cosas que le preguntaron fue como y donde se revelo el mensaje y como se había descubierta la curiosa escritura 

Escalada del Cerro Bagama
ngäbe. 



Él nos dijo francamente que luego de tres años bajo la sombra de un árbol de zapallo todos los días en 1972 fue que descubrió aquella escritura inspirado en las tres imágenes enigmáticas aparecidos en el suelo a los pies de Besiko.  
Cerro Bagama al fondo el nefasto Barro Blanco
Aquella tarde los lleve (o más bien me llevaron) por ser una caminata extenuante casi por la tarde hasta la cima de Cerro Bagama de casi mil metros de altura o Cerro Viejo  como le llaman los campesinos. Desde allá logramos ver la totalidad de la influencia del embalse. Hicieron varias entrevistas por el camino y regresamos por la noche. A mi casi se me acalambraron las piernas, un poco fuera de condición.



Petroglifo en la Finca del Sr. Concepción

El tercer día quisimos visitar Nuevo Palomar, y la parte campesina de Calabacito. Como Kiad había quedado prácticamente aislada e incomunicada por causa del embalse. El Sr Manolo padre había abierto un nuevo camino a través de las pendientes que pasaba por tres quebradas y llegaba hasta el camino hacia la finca del Señor Concepción en el punto más alto del camino.  Aquí les dijimos a los periodistas que quizás este sería el único petroglifo que ellos llegarían a ver y fue el mismo Sr. Concepción quien nos los mostró.  Luego bajamos por Palomar y Calabacito hasta la confluencia del Cuvíbora con el Rio Tabasará. 



Periodistas se maravillan de las aguas cristalinas del Tabasará
En ese momento y en este punto marcaba la cola y final del embalse y rio arriba el río volvía a adquirir todas las características de un rio normal, con aguas claras y despejadas, con corriente y con vida.  Luego subimos a pie por la carretera  en donde se hacían trabajos de reparación en la vía hasta la Sra. Chila. Aquí su esposo Rufino nos invitó hasta el charco del Rio Tabasará cerca de su casa y por primera vez pudimos presenciar el rio limpio y torrentoso como era antes en Kiad y todas las partes afectadas. 
Trapiche del Sr. Rufino
El Sr Rufino se negaba a que funcionarios de Genisa jamás entraran a su finca para la supuesta reforestación. Nos dice primero muertos y nos mostró su gran cañaveral y su trapiche donde procesa la caña en azúcar natural. Allí tuvimos almuerzo y luego nos regresamos a Palomar a pie desde donde nos recogieron los muchachos en su bote de vuelta a Kiad para ahorrarnos la caminata de vuelta.
Bloques provistos por el gobierno
Aunque si observamos aquí bloques provistos por el gobierno en un intento de influenciar los pobladores a favor del proyecto



 

Petroglifo de Quebrada Caña

El cuarto día salimos en bote hasta Quebrada Caña donde teníamos curiosidad sobre el petroglifo que apenas había quedado un metro bajo el agua. Para sorpresa nuestra ya estaba al descubierto por la baja de nivel del agua del embalse. Como saben el petroglifo apenas quedaba a 102 metros. Así que el agua bajo bastante. 

Iglesia de Quebrada Caña
Desde allí subimos hasta el pueblo donde los periodistas vieron la primera Iglesia Católica en el área. Subimos a comprar víveres en la tiendita de la localidad y regresamos hasta detrás de la iglesia donde se encuentran unos más de los pocos petroglifos en la zona. Estaba un poco descuidado cubiertos de musgo y quedaba debajo de un nido de avispas y luego que les tomamos algunas fotos nos corretearon hasta más allá de la iglesia. A estas avispas las llamamos las guardianas de los petroglifos. Quisiéramos que todos los petroglifos tuvieran guardianas como esas.



Bulu Bagama nombre ngäbe positivo
Finalmente llegamos al bote donde nos dirigimos de vuelta a Kiad. Al periodista le llamo la atención la gran cantidad de burbujas de metano y la devastación de la vegetación muerta.  Al llegar a Kiad nos esperó Luis Jiménez nombre negativo según él y Bulu Bagama nombre positivo. Desde allí nos llevó a su anterior finca sumergida donde le explico al periodista que cada vez que miraba aquella devastación se acuerda de su madre y padre que aún se encuentran sumergidas allí y le salían las lágrimas.


Manolo Miranda hijo durante la entrevista

Al siguiente día aprovechamos para entrevistar a Manolo y Goijet Miranda antes de salir. En la salida nos encontramos  con el ganadero y afectado Enrique Álvarez hijo quien nos dio una entrevista pormenorizada de la situación del proyecto y como parte de su rebaño había quedado de aquel lado al no poder cruzar el embalse.

Enrique Alvarez hijo relatando a los periodistas
También como Genisa había sido responsable por la falta de agua en la comunidad campesina de Alto la Arena al no controlar el nivel de agua durante la espectacular inundación también llamada de mil años el pasado Septiembre al destrozar la tubería que cruzaba el ahora embalse.
 

Weni Bagama
Pero como siempre Weni picó por delante y ya había salido a Tole donde a duras penas logramos entrevistarla y almorzar antes de que los periodistas le ofrecieran el viaje a Panamá.

 En pocas palabras esto fue lo que sucedió aquel mes de enero. Los efectos de las aguas contaminadas se habían hecho sentir en la población ngäbe sobre todo los niños, quienes al bañarse experimentaban infecciones en los ojos y la piel.  Según testimonios de los ganaderos curiosamente los animales como las reses y caballos instintivamente evitaban tomar el agua estancada y mal oliente del embalse prefiriendo subir hasta las quebradas con aguas cristalinas.


Tubería de agua potable averiada a través del embalse
¿Y todavía el gobierno tiene el cinismo de decir que va construir una potabilizadora para el Tabasará?   ¿Si este fuera el caso no tendría  más sentido haber dejado el rio correr libre desde un principio y haber aprovechado estas aguas sanas cristalinas llenas de vida para haber construido su tan alardeada potabilizadora?


Belleza 'muerta' del embalse
Y hablando de potabilizadoras vayamos a lo básico. En este mundo en guerra, porque ya las guerras por el agua empezaron. Vemos que un lado en medio oriente se bombardea las fuentes de agua del enemigo. Este en si constituye un claro y flagrante crimen de guerra


Atardecer desde el Cerro Bagama
En retrospectiva el hecho que el gobierno no avisara cuando procedieron a inundar las comunidades dejándolas desprovistos de agua potable en sí mismo constituye una grave violación de los derechos humanos y además que esto también puede considerarse un delito. 

Dejándolos de esta manera a su suerte siendo la obligación primordial del estado el de aprovisionar sin compromiso su población del vital líquido dado que ellos por su política inhumana  de permitir esta represa fueron los principales causantes del problema.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Favor dejar sus comentarios, le agradeceremos su nombre y direccion si fuera posible, aunque no es imprescindible y que sea respetuoso. Muchas Gracias.