miércoles, 17 de marzo de 2021

Las Voces de los Pueblos Originarios

miércoles, 3 de marzo de 2021

Recordatorio al Maestro Jacobo Ortiz

Me informaron que el Maestro Jacobo Ortiz de la Asociación Ambientalista de Chiriquí ha fallecido. El maestro siempre se había destacado en las luchas ambientales. Siempre se opuso a la mina de Cerro Colorado desde los años setenta y a la devastación de los Parques Nacionales por parte de ricos hacendados. Igualmente participó en manifestaciones multitudinarias contra los proyectos sobre el Río Tabasará ya sean Tabasará 1 y 2 como el nefasto Barro Blanco. También se desplazó a Bocas del Toro para oponerse a los proyectos de Chan por parte de AES. Igualmente participó en la lucha contra la construcción de decenas de hidroeléctricas en la provincia de Chiriquí que iban a devastar las cuencas hidrográficas de nuestros preciados ríos. Participó en la organización del 5to encuentro de la REDLAR en Boquete donde se caracterizaba por su alegre participación. El maestro Jacobo Ortiz era un consagrado educador y llevaba su didáctica a la lucha ambiental. Su casa era un vivero de plantones forestales a la cual se dedicaba al ambientalismo en la práctica. Así reforestando áreas depredadas de nuestra provincia. Se nos fue un gran ambientalista. Pero su lucha y su ejemplo perdurará para siempre en nuestros corazones

sábado, 13 de febrero de 2021

EL SALVAJE - Un gigante de piedra

EL SALVAJE - Un gigante de piedra

"El Salvaje" era un gigante de piedra que recorría la cordillera gritando y asustando a toda la gente. Como no tenía coyunturas él no podía sentarse nunca y para descansar se recostaba en las montañas. De la cumbre de Cerro Hornito daba un paso y quedaba en Cerro Viejo; daba otro paso y quedaba en la India Vieja y de allí a Cerro Horqueta y por último a los Picachos que quedan tras el Barú. En la mano llevaba una rama de árbol arrancada al pasar en su viaje, viaje que luego repetía al revés, perdiéndose entre los riscos del Pavón y Cerro Iglesia más allá de las montañas de Tole. Se decía que el "Salvaje" tenían una jauría de perros encantados a los que llamaba con el grito de "Chopo, jo, jo", y al que los perros contestaban con un ladrido distinto pues en vez de decir "jau, jau" dicen "jei, jei" en tono como de lamento o de temor.

Cuando el salvaje recostado en las rocas del Barú, se rascaba con ellas la espalda, temblaba la tierra.
Muchos cazadores y guaqueadores perdidos en las oscuras selvas cuentan que han oído los gritos del "Salvaje" llamando a sus perros, y hasta alguno ha visto su enorme cuerpo de piedra, inmóvil y silencioso entre los montes.

*Posiblemente el origen de este "cuento remoto" se halla en la existencia de estatuas colosales, dispersas entres los bosques, unas casualmente halladas, como los monolitos de Barriles; otras vistas de paso y otras aún no descubiertas.

Referencia: Beatriz Miranda de Cabal. 1974.  Un pueblo visto a través de su lenguaje. 113 pp.

sábado, 6 de febrero de 2021

Panamá y sus compromisos ambientales con las áreas protegidas

Panamá y sus compromisos ambientales con las áreas protegidas

Ariel Rodríguez-Vargas
Biólogo de la Conservación y Sostenibilidad

La Agenda Ambiental Centroamericana está conformada por un conjunto de convenios regionales de cooperación en materia de biodiversidad y áreas protegidas, bosques, cambio climático y desechos tóxicos, así como por programas regionales como el Corredor Biológico Mesoamericano, el Sistema Arrecifal Mesoamericano y la Estrategia Forestal Centroamericana, que representan claros ejemplos de voluntad y de búsqueda de estrategias para lograr un uso sostenible de los recursos naturales (CCAD 2003).

Los convenios regionales internacionales suscritos y ratificados por los países de la región, son la concreción formal de las negociaciones, compromisos y acuerdos alcanzados en foros multilaterales de diferente nivel, relacionados con el tema de la conservación de la biodiversidad y las áreas protegidas. Estos acuerdos vinculantes (de estricto cumplimiento en cada país) hacen parte de las políticas y leyes nacionales, y obligan a los Gobiernos a realizar avances verificables en diferentes campos. Algunos convenios son los siguientes:

    • El Convenio para la Conservación de la Biodiversidad y Protección de Áreas Silvestres Prioritarias en América Central, 1992
      
    • El Convenio Regional para el Manejo y Conservación de Ecosistemas Naturales Forestales y el Desarrollo de Plantaciones Forestales, 1993 (Convenio Centroamericano de Bosques)
      
    • La Alianza Centroamericana para el Desarrollo Sostenible (ALIDES), 1994 que incluye el Programa Estratégico del Corredor Biológico Mesoamericano
      
    • La Convención sobre Diversidad Biológica (CDB), 1992, entre otros.

Justo el 22 de abril de 2021 entra en vigencia plenamente el ACUERDO DE ESCAZÚ que obliga a todos los países firmantes a garantizar la implementación plena y efectiva en América Latina y el Caribe de los derechos de acceso a la información ambiental, participación pública en los procesos de toma de decisiones ambientales y acceso a la justicia en asuntos ambientales, así como la creación y el fortalecimiento de las capacidades y la cooperación, contribuyendo a la protección del derecho de cada persona, de las generaciones presentes y futuras, a vivir en un medio ambiente sano y al desarrollo sostenible, según se decanta del artículo primero de dicho Acuerdo.

El acuerdo se originó en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (Río+20), realizada en la Cumbre de la Tierra de Johannesburgo en el 2012, y la Decisión de Santiago adoptada en 2014. Estas naciones iniciaron un proceso de negociación que derivó en el Acuerdo Regional, adoptado el 4 de marzo de 2018 en la ciudad costarricense de Escazú.

No menos firmes e importantes son las propias leyes y normas nacionales que protegen cada parque y área protegida, los planes de manejo y la ética en el buen entender de la leyes. 

Estamos vigilantes de cualquier intento de infracción del ordenamiento legal que protege espacios territoriales bajo el concepto de áreas protegidas, amparadas en decretos y leyes.

Panamá no se puede darse el lujo de ser un Estado paria en cuanto al respeto de las normas ambientales nacionales e internacionales y a la integridad de las áreas protegidas. Los ciudadanos, la sociedad organizada y los científicos solicitamos que como estado de derecho, nadie pisotee lo que hemos avanzado en derecho ambiental para el bien colectivo presente y futuro.

En la línea de la defensa del Estado de Derecho ambiental siempre nos van a tener de aliados, contra ello, nos tendrán en los tribunales buscando acceso a la justicia ambiental.