jueves, 27 de agosto de 2009

Carlos Slim y la balsa chiricana LP 27-08-2009


NATURALEZA EN PELIGRO

Carlos Slim y la balsa chiricana

Brooke Alfaro
opinion@prensa.com

Cada año, mis hijos y yo disfrutamos de una espléndida aventura: rafting en el río Chiriquí Viejo. No es fácil para un niño, pero al final quedan encantados, con una sensación de haber logrado algo especial y mucha seguridad en sí mismos. Están forjando su carácter y su amor por Panamá y su naturaleza.

Este año, una gran tristeza nos invadió cuando vimos que el río estaba siendo represado y que esta podría ser nuestra última travesía. Desde el agua, veíamos pasar gigantescos camiones. El paisaje se veía desolado por la deforestación y la erosión. La causa: un proyecto hidroeléctrico de Carlos Slim, el hombre más rico del mundo.

El Chiriquí Viejo no es cualquier río para rafting, es un clase 3 y 4 (de 6) que se mantiene dinámico todo el año. Su trayectoria de rápidos es larga (18 km), sostenida y está rodeado de una exuberante belleza natural.

La guía Lonely Planet, clasifica el Chiriquí Viejo como “de los mejores ríos para rafting en Centroamérica, de clase mundial”; Outside Magazine dice: “sin duda es el thrill más grande que ofrece Panamá”; una reciente campaña de la Autoridad del Turismo usa la imagen de un rafter en este río, para atraer turistas.

Una complacida rafter le escribe a un operador: “Nosotros y los otros clientes hemos hecho rafting en otros ríos incluyendo Zambezi (África), Tully (Australia), The Grand Canyon (EU), Reventazón (Costa Rica) y este río, esta experiencia, fue una de las mejores”. Spalsh White Water Rafting, organización internacional dice: “Chiriquí Viejo es considerado uno de los mejores ríos en el mundo en el campo de whitewater rafting”.

Cada año, más de 6 mil turistas hacen rafting en el Chiriquí Viejo; muchos atraídos a Panamá por este río y se quedan en hoteles, comen en restaurantes, usan transporte, generando millones para la economía. Millones que se multiplicarán cada año, ya que el ecoturismo crece tres veces más rápido que la industria de turismo en general.

A pesar de ello, más de 10 represas han sido aprobadas para el Chiriquí Viejo; solo vimos la primera. Este río, que nace dentro de dos parques nacionales, quedará inservible para rafting. Se matará a la gallina de los huevos de oro, y sin exagerar, un tesoro mundial.

Me inquieta que la represa la financia un hombre tan rico; uno que no necesita más dinero. El Sr. Slim es un astuto hombre de negocios, sin duda muy inteligente. He leído que es filántropo y que invierte fuertemente para erradicar la pobreza en Latinoamérica. Pienso que nadie le informó de los atributos del Chiriquí Viejo.

El Sr. Slim le está haciendo un enorme daño a la naturaleza habiendo muchas otras formas para generar energía sostenible, como el viento, sol o térmica. Son métodos usados alrededor del mundo y aunque algunos son costosos, el Sr. Slim está en la ventajosa posición de implementarlos. Por ejemplo, Chiriquí, con su volcán y abundantes pozos termales, está sentada sobre una gran fuente de energía termo (Islandia, con volcanes también, produce un tercio de su energía con geotérmicas). O puede variar su plan e imitar países desarrollados que están demoliendo grandes represas para reemplazarlas por minihidros que no afectan el caudal del río.

El presidente Ricardo Martinelli, que ha hecho rafting en este río, también sabrá valorar este tesoro. No estaría de más que revise estas concesiones hidroeléctricas y las más de 80 en diferentes etapas de desarrollo solo en Chiriquí.

He leído que al Sr. Slim y a su familia le gusta el rafting, por lo que sabrá valorar este tesoro y, como empresario, valorar el gran beneficio turístico que representa para el futuro de Panamá. No es justo que existiendo alternativas le quitemos a futuras generaciones el derecho a conocer esta maravilla de la naturaleza. Por eso, son muchas voces que le piden al Sr. Slim salvar el río Chiriquí Viejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Favor dejar sus comentarios, le agradeceremos su nombre y direccion si fuera posible, aunque no es imprescindible y que sea respetuoso. Muchas Gracias.