miércoles, 28 de diciembre de 2011

La COP17 sucumbe ante el apartheid climático!



El antídoto es el Acuerdo de los Pueblos de Cochabamba!

Durban, Sudáfrica – 10 de diciembre de 2011 –
JUSTICIA CLIMÁTICA AHORA!

Las decisiones resultantes de la COP17 de Naciones Unidas sobre Cambio Climático constituyen un crimen con la humanidad, de acuerdo a la coalición de movimientos y organizaciones de la sociedad civil, Justicia Climática Ahora! (CJN!). Aquí en Sudáfrica, desde donde el mundo fue inspirado por las luchas de liberación de la mayoría negra del país, las naciones ricas han creado cínicamente un nuevo régimen de apartheid climático.

“Posponer una acción real hasta el 2020 es un crimen de proporciones globales”, dijo Nnimmo Bassey, Presidente de Amigos de la Tierra Internacional. “Un aumento de la temperatura global en 4 grados Celsios, permitido con este plan, constituirá una sentencia de muerte para África, los Pequeños Estados Insulares, y los más pobres y vulnerables alrededor del mundo. Esta Cumbre ha amplificado el apartheid climático, en el cual el 1% más rico ha decidido que es aceptable sacrificar al 99% restante.

De acuerdo con Pablo Solón, ex jefe negociador del Estado Plurinacional de Bolivia, “es falso decir que un segundo periodo de compromiso de Kioto haya sido adoptado en Durban. La decisión real simplemente ha sido pospuesta para la siguiente COP, sin compromisos de reducción de emisiones por parte de los países ricos. Esto significa que el Protocolo de Kioto ese mantendrá con vida artificialmente hasta que sea reemplazado por un nuevo acuerdo, que será inclusive más débil”. Los contaminadores del mundo han bloqueado acciones reales y nuevamente han escogido sacar de apuros a los inversionistas y bancos, expandiendo los ya quebrados mercados de carbono que, como ocurre con todas las actividades de los mercados financieros actuales, enriquecen principalmente a unos pocos.

“Lo que algunos ven como una inacción, en realidad es una demostración de la falla palpable del actual sistema, que ha ocasionado crisis económicas, sociales y ambientales”, dijo Janet Redman del Institute for Policy Studies de Washington. “Los bancos que causaron la crisis financiera ahora están haciendo bonanza, especulando y lucrando con el futuro del planeta. El sector financiero está buscando una manera de encontrar una salida a la crisis, creando nuevas mercancías para tratar de salvar este sistema fallido” A pesar de hablar de una “hoja de ruta”, ofrecido por la Unión Europea, el fracaso de Durban muestra que éste fue un callejón sin salida.

Voceros de Climate Justice Now! llamaron a la comunidad internacional a recordar que un programa para enfrentar realmente el cambio climático, debe basarse tanto en las necesidades del planeta, identificadas por los científicos, como en el mandato de los movimientos populares emergido de la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climático y la Madre Tierra, realizada en Bolivia en 2010. El Acuerdo de Cochabamba fue presentado para su discusión ante la UNFCCC, pero posteriormente fue borrado del texto de negociación.

INFORMACIÓN ADICIONAL

SOBRE TECNOLOGÍA

“Las discusiones sobre tecnología han sido secuestradas por los países industrializados que hablan en nombre de sus corporaciones transnacionales”, dijo Silvia Ribeiro del la organización internacional ETG Group. “La crítica al monopolio de patentes , o la evaluación ambiental, social y cultural de las tecnologías, fue eliminada de los resultados de Durban. Sin enfrentar estas preocupaciones fundamentales, los nuevos mecanismos tecnológicos serán meramente un brazo del mercado global para el beneficio de las corporaciones transnacionales, que venden tecnologías peligrosas a los países del Sur, como la nanotecnología, la biología sintética o la geoingeniería.

SOBRE AGRICULTURA

“La única manera de avanzar en materia de agricultura es apoyar las soluciones agro-ecológicas, y mantener a la agricultura fuera del merado de carbono” dijo Alberto Gómez, coordinador de la Vía Campesina para Norteamérica, el movimiento campesino más grande del mundo. “Los negocios agroindustriales, a través de su modelo social, económico o cultural de producción, constituyen una de las principales causas del cambio climático e incrementan el hambre en el mundo. Por eso rechazamos los Tratados de Libre Comercio, los Acuerdos de Asociación y toda forma de aplicación de derechos de propiedad intelectual sobre la vida; los actuales paquetes tecnológicos (agroquímicos, modificación genética) y aquellos otros que ofrecen falsas soluciones (agrocombustibles, nanotecnología o agricultura climática “inteligente”) y solo exacerban la crisis actual”.

SOBRE REDD+ Y PROYECTOS DE CARBONO FORESTAL

“REDD+ amenaza la supervivencia de los pueblos indígenas y de las comunidades que dependen de los bosques. Numerosas y crecientes evidencias muestran que los pueblos indígenas están siendo sujetos a violaciones a sus derechos como resultado de la aplicación de políticas y programas tipo REDD” declaró la Alianza Global de Pueblos Indígenas y Comunidades Locales contra REDD y por la Vida. En su comunicado, lanzado durante la primera semana de la COP17, declaran que “REDD+ y el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) promueven la privatización y mercantilización de los bosques, los árboles y el aire a través del comercio y compensación de carbono de los bosques, suelos, agricultura, y podría incluir hasta los océanos…Denunciamos que los mercados de carbono son una hipocresía que no detendrán el calentamiento global”.

SOBRE EL BANCO MUNDIAL Y EL FONDO CLIMÁTICO GLOBAL

“El Banco Mundial es un villano en la fracasada economía neoliberal”, señaló Teresa Almaguer de la Grassroots Global Justice Alliance de Estados Unidos. “Necesitamos un fondo climático manejado con una gobernanza participativa, no por un institución antidemocrática que es en gran parte, responsable de los trastornos climáticos y de la pobreza en el mundo”. El fondo Climático Mundial se ha convertido en el Fondo Codicioso Climático”, dijo Lidy Nacpil, de Jubileo Sur. “El Fondo ha sido secuestrado por los países ricos, bajos su términos, y establecido para dar mas ganancias al sector privado”.

SOBRE LA ECONOMÍA VERDE

Las políticas climáticas están dando un giro hacia la llamada “economía verde”; peligrosamente reducen sus compromisos éticos y responsabilidades históricas hacia una economía de cálculo de eficiencia, de costo-beneficio, comercio y oportunidades de inversión. La mitigación y adaptación no deben ser tratadas como un negocio, ni tienen que estar condicionadas a la intervención del sector privado, ni menos orientados a una lógica de lucro. La vida no está a la venta!

SOBRE DEUDA CLIMÁTICA

“Los países industrializados del Norte están moralmente y legalmente obligados a reparar la deuda climática”, dijo Janet Redman, Co-directora de SEEN en el Institute for Policy Studies. “Los países desarrollados se hicieron ricos a expensas del planeta y del futuro de los pueblos, explotando carbón, o petróleo baratos. Ellos deben pagar por las pérdidas y daños resultantes, reduciendo drásticamente sus emisiones ahora, y apoyando financieramente a los países del Sur hacia un camino de energías limpias. Los países desarrollados, asumiendo su responsabilidad histórica, deben honrar su deuda climática en todas sus dimensiones como base de una solución científica, justa y efectiva, lo que no debe ser solo compensación económica, sino justicia reparadora, entendida como una restitución integral a la Madre Tierra y a todos sus seres vivos. Llamamos a los países desarrollados a comprometerse a tomar acciones en este sentido. Solo esto puede, quizás reconstruir la confianza que se ha roto y avanzar por una camino mejor.

SOBRE LAS SOLUCIONES REALES

“La única solución real al cambio climático es dejar el petróleo, el carbón y las arenas bituminosas en subsuelo“, Ivonne Yanez, Acción Ecológica, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Favor dejar sus comentarios, le agradeceremos su nombre y direccion si fuera posible, aunque no es imprescindible y que sea respetuoso. Muchas Gracias.