domingo, 8 de junio de 2014

Ahora nos "sorprenden" con un aumento en la tarifa eléctrica, parecido a lo que aconteció con el etanol......

Ahora nos "sorprenden" con un aumento en la tarifa eléctrica, parecido a lo que aconteció con el etanol......
Kevin Harrington-Shelton
Muy pobre el "Debate Abierto" de anoche sobre la crisis energética! 
Por algo sólo les llegó un sólo invitado. Y Edwin Cabrera habló de cualquier cosa, por evitar tocar el tema de la corrupción que nuestro periodismo viene tolerando en ese sector.
Porque a nuestros periodistas les gusta pasar agachados en los problemas verdaderamente importantes para el futuro de Panamá.
Pese a que un WIkileak la embajadora norteamericana les había soplado el por qué, en 2009, el gobierno Martinelli postergó Chan II hasta que Odebrecht estuviera menos atareada -- para que se ganara (en 2014) no sólo esa hidroeléctrica de calidad en Bocas del Toro, sino además la tercera línea de transmisión desde Chiriquí. Aunque en el Plan aprobado décadas antes, ésta venía programada para el 2010, fue postergada (sin explicación). 
En 2012 se vació, de adrede, el otro embalse importante (La Fortuna), --- luego de contratarse generación térmica al triple de su valor y darse una importante baja en su supervisión gubernamental (también sin explicación).  
En 2010 también se canceló --sin explicación-- una concesión otorgada previamente a un colombiano para una generadora de electricidad a punta de gas licuado, en Colón. En 2013 se re-otorgó, en "licitación" hecha a la medida de un favorito de todos los regímenes. Y, tras su ágape "Dónde Mello" del pasado 15 de agosto, Martinelli curiosamente dejó a Juan Carlos Navarro, en plena campaña, anunciar OTRA línea de transmisión, para esa planta. 
La interconexión con Colombia tampoco ha materializado -- y no sólo por resultar anti-económica. 
Martinelli intervino militarmente --para mal-- en todo conflicto hidroeléctrico indígena. 
Tanto las generadoras térmicas, como todas las líneas de transmisión y distribución, habitualmente sufren quebrantos por fallas de mantenimiento -- debido a la mala supervisión gubernamental. 
Se distorsionó el sistema de subsidios, autorizando descuentos por volumen, entre otros, a supermercados, y estimulando el alto-consumo ¡en un sector en crisis de suministro! 
En 2014 la otrora-apolítica ACP cobrará a los panameños $175 millones por ventas de electricidad, para incluirla en los $900 millones de "ganancias del Canal". E informó que "para el próximo año el Centro Nacional de Despacho les está solicitado que cuenten con disponibilidad de casi el doble de lo que generaron este año, de 600 GWh a un poco más de mil Gigavatios hora" --30 veces lo que requieren para pasar barcos-- (Panamá América 1 Agosto 2014). Los norteamericanos mantenían una pequeña planta térmica en Miraflores, para cuando su hidroeléctrica en Alajuela/Madden sufriera los embates del verano. Esta ahora se ha convertido en un importante centro de "ganancias" que no tiene absolutamente nada que ver con el trasiego de naves de un oceáno a otro.
La ACP efectuará una licitación de $350 millones, en una de esas compras de mega-equipos que caracterizarán la "Marca Martinelli" en nuestra historia.
¿Que cómo llegamos a éste predicamento? Porque fallaron los mecanismos de control.
Con semejante descuido, es apenas lógico que se diera una crisis en el sector --- ¡si "nadie estaba cuidando la tienda"! Se entiende que los partidos no lo hicieran, puesto que al menos nuestros políticos están en ese baile del "quítate tú, para ponerme yo". La APEDE y la Cámara de Comercio no se dieron por enteradas, porque sienten que tienen que apoyar al gobierno de turno. 
Y un periodismo (co-optado) tampoco veía lo que venía... 

Comentario: Desde enero hemos denunciado la extraña situación en torno a los embalses en reducir de forma antojadiza la reserva de agua de 30 días a solo 15 días al comienzo de la estación seca. Ya va el segundo año que lo hacen para acentuar este 'crisis ficticia' de energía y luego nos llega el pronóstico de la llegada del fenómeno del Niño para mediados del 2014. Todo esto con la panorámica surreal de la lucha de los pueblos indígenas y campesinos para proteger sus tierras ante los embates del proyecto Barro Blanco. Luego nos llega la información del cierre de la Termoeléctrica Panam por extraño accidente de incendio donde desafortunadamente fueron quemados algunos trabajadores; pero que por casualidad es de propiedad de la empresa promotora de Barro Blanco.  Luego la quiebra de Termoeléctrica de Caribe. Toda esta serie de hechos nos hace sospechar de un plan bien orquestado por la administración del saliente gobierno para seguir imponiendo este atraco de las hidroeléctricas. Solo hay que ver la última publicación de Santiago Cumbrera hace dos días en La Prensa[1]. Habíamos escrito con anterioridad un artículo 'El Problema de Barro Blanco'[2] que los mandé a los medios principales y hasta el día de hoy ¿bien gracias y usted? De todas formas estas interioridades de este gobierno saliente verdaderamente apestan y en cualquiera nación que se valora hace rato tendrían a estos personajes bajo investigación y tras las rejas. – Oscar Sogandares





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Favor dejar sus comentarios, le agradeceremos su nombre y direccion si fuera posible, aunque no es imprescindible y que sea respetuoso. Muchas Gracias.