lunes, 7 de enero de 2013

Campesinos reciben el Año Nuevo protestando

EN CONTRA DE PROYECTO HIDROELÉCTRICO
http://www.laestrella.com.pa/online/impreso/2013/01/01/campesinos-reciben-el-ano-nuevo-protestando.asp

JOSÉ ARCIA
jarcia@laestrella.com.pa
Hoy cumplen 12 días de haber instalado un campamento cerca del proyecto Las Cruces y las celebraciones no les impidieron continuar en el sitio
Campesinos reciben el Año Nuevo protestando
MANIFESTACIÓN. Campesinos cerraron el acceso al proyecto Las Cruces; antimotines intervinieron. Foto: Cortesía |



2013-01-01 — 12:00:00 AM — PANAMÁ. Campesinos de al menos 27 comunidades en el distrito de Cañazas, en la provincia de Veraguas, recibieron el Año Nuevo de una forma inusual: protestando.

Se trata de los campesinos que rechazan el proyecto hidroeléctrico Las Cruces, que se construye sobre el río San Pablo.

El pasado 21 de diciembre, los campesinos instalaron un campamento cerca de donde se construye la presa del proyecto para protestar en contra de la obra. Hoy cumplen 12 días y decidieron recibir el 2013 en el sitio por los temores de que mañana se reinicien los trabajos, que fueron suspendidos el pasado 15 de diciembre.

La empresa Corporación de Energía del Istmo Ltda. S. A. , que desarrolla el proyecto, suspendió las labores luego de que los campesinos le bloquearan el acceso al sitio, informó Modesto Camaño, dirigente de Cañazas.

Sin embargo, Camaño consideró que la suspensión de los trabajos obedeció más a que los representantes de la empresa se fueron de vacaciones de fin de año para su país, España.

Por eso —dijo— los campesinos temen que a partir de mañana la empresa reanude la construcción de la obra que hasta la fecha solo ha hecho movimiento de tierra e instalación de la maquinaria.

Ayer en la mañana —dijo Camaño— habían unos 80 campesinos y se esperaba que en el transcurso de la tarde y en la noche más personas se acercaran al campamento.

‘Algunas personas que estaban en el campamento salieron a comprar cosas y regresarían en la noche y otras que estaban en su casa se acercarían’, contó Camaño.

En el campamento no habrá jamones ni pavo, pero sí la determinación de proteger el río San Pablo, dijo el sociólogo veragüense Víctor Jordán, que el pasado domingo estuvo en el lugar.

Los campesinos se oponen al proyecto hidroeléctrico por los daños ambientales que podrían ocasionar al río.

Para Jordán, el proyecto tendría repercusiones en la cuenca abaja del río, donde se encuentran áreas protegidas.

GOBERNADOR PLANTA A CAMPESINOS

El pasado jueves 27, los campesinos se quedaron esperando a las autoridades provinciales que se habían comprometido a reunirse con ellos ese día.

La fecha de la reunión fue propuesta por el gobernador de Veraguas, Ernesto Martínez, informó Camaño.

Las que sí llegaron fueron las unidades de control de multitudes de la Policía Nacional, que dispersaron a los campesinos que tenían bloqueada la carretera de acceso al proyecto.

Hasta ayer los antimotines se mantenían en el lugar, pero no se habían registrado más incidentes.

Camaño pidió a las autoridades —tanto provinciales como centrales— que atiendan lo antes posible las inquietudes de los campesinos.

‘No es justo que esas personas pasen una fiestas como la de Año Nuevo en un campamento protestando’, se quejó el dirigente.

La Estrella intentó ayer comunicarse con el ministro de Gobierno, Jorge Ricardo Fábrega, pero no contestó la llamada.

Representantes de la empresa han alegado que el proyecto tiene ‘bondades y beneficios’ para las comunidades aledañas al proyecto. Incluso, han dicho que quienes protestan son personas que no viven allí.

RESOLUCIÓN DE CONDENA A LAS AUTORIDADES

El pasado mes de mayo, los campesinos emitieron una resolución en la que cuestionaban a la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) y la Autoridad de los Servicios Públicos (ASEP).

‘Rechazamos y repudiamos enérgicamente la forma en que este proyecto hidroeléctrico ha sido aprobado por la ASEP y la ANAM’, señala la resolución de los campesinos que se reunieron en la comunidad de Las Cruces.

Los campesinos se quejaron de que el estudio de impacto ambiental del proyecto fue aprobado sin tomar en cuenta las consideraciones de las comunidades afectadas, a pesar de que es uno de los requisitos para avalar un proyecto. ‘La población desconoce el contenido de dicho estudio y la manera como fue realizado’, señala el documento.

‘En consecuencia, hacemos responsable a la ANAM de todos los daños ecológicos, naturales y sociales que este proyecto puede generar’, agregó.

Como ciudadanos panameños haremos uso de los medios que nos confiere la Constitución para la defensa de nuestros derechos humanos y constitucionales, en especial el derecho a la vida y el acceso al agua, concluye la resolución.

En la comunidad veragüense de Las Cruces la celebración fue diferente y el panorama del nuevo año no pinta bien.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Favor dejar sus comentarios, le agradeceremos su nombre y direccion si fuera posible, aunque no es imprescindible y que sea respetuoso. Muchas Gracias.