lunes, 28 de enero de 2013

La lucha los pueblos que rechazan las hidroeléctrica

MANIFESTACIONES. Moradores de Cañazas, durante
los cierres que protagonizaron la semana pasada en
la comunidad de Las Cruces. Fotos: María Fajardo | La Estrella

http://www.laestrella.com.pa/online/impreso/2013/01/28/la-lucha-los-pueblos-que-rechazan-las-hidroelectricas.asp

VERAGUAS

MARÍA FAJARDO

provincia@laestrella.com.pa

Cañazas, el distrito más pobre de la provincia de Veraguas, libra una batalla a piedras y palos. El viernes pasado comenzaron los enfrentamientos en La Mesa

2013-01-28 — 12:00:00 AM — CAÑAZAS. De los 224 mil habitantes de la provincia de Veraguas, los que menos recursos tienen residen en Cañazas, al norte de la provincia.

Victoriano Jaramillo, uno de los 20 mil habitantes del distrito, relata: ‘Cañazas siempre ha sido visto como el distrito más pobre; nos faltan vías de comunicación y los terrenos no son buenos para un desarrollo económico’.

‘Con lo único que contamos es con los recursos hídricos y minerales. Pienso que debemos explotar esta riqueza de una manera adecuada, buscando un mejor desarrollo para la comunidad ’, comentó Jaramillo.

Anel Alvarado, un residente que recibe mil dólares mensuales por su trabajo como representante de corregimiento, aclara que lo del primer lugar entre los pobres era antes, que ahora son pobres, pero los más golpeados por la falta de dinero están en las comarcas.

Para Alvarado, los subsidios estatales han causado esa movilidad socioeconómica. La Red de Oportunidades, 100 a los 70 y la beca universal han ayudado a mejorar la calidad de vida en este sector.

Alvarado detalla que otro factor determinante en la batalla contra la desigualdad es que los jóvenes se están entrenando en diversas disciplinas, como manejo de equipo pesado. ‘Estamos avanzando, pero nos faltan carreteras’.

Héctor Fábrega, otro morador, considera que son las obras comunitarias, las que se construyen con los dineros del Canal, las que les han permitido mejorar las viviendas.

UN RÍO DE CONFLICTO

En mes de mayo del año pasado, un proyecto hidroeléctrico que se levanta sobre el río San Pablo, en el corregimiento de Las Cruces, enfrenta a cañaceños y unidades antidistubios.

La semana pasada, tras varios meses de conflictos, la fuerza policial los replegó con bombas lacrimógenas y detuvo a cuatro personas que fueron dejadas en libertad poco después.

Cristiano Rodríguez señala: ‘No me voy a dejar quitar las tierras que he trabajado durante toda mi vida. Me han pedido que les traspase las 74 hectáreas que tengo a orillas del río San Pablo y solo me quieren pagar por 10’.

Mientras las manifestaciones han cesado en Cañazas, el viernes pasado en horas de la noche ocurrió un hecho en el distrito de La Mesa, porque no están de acuerdo con el proyecto hidroeléctrico de La Hueca, San Bartolo: un grupo de manifestantes fue sorprendido por los antimotines.

Carlos Rumbo, jefe de la Policía en Veraguas, argumenta que se lanzaron bombas porque los campesinos estaban armados con machetes, piedras y palos.

Ricardo Quijano, ministro de Comercio e Industrias, ha declarado que el desarrollo demanda fuentes generadoras de energía. Los campesinos, por su parte, advierten que no se dejarán quitar las tierras.


 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Favor dejar sus comentarios, le agradeceremos su nombre y direccion si fuera posible, aunque no es imprescindible y que sea respetuoso. Muchas Gracias.